Skip to main content
Dr. Rafael Fernández Liesa | Dra. Laura Pérez Delgado

¿Conocías las ventajas de la respiración nasal?

En el post de hoy vas a conocer cuáles son las ventajas de la respiración nasal frente a la oral. La anatomía de la nariz es muy importante en este proceso. Por ello, en muchos casos es recomendable cambiar su forma para mejorar la función respiratoria, ¿lo sabías?

Función respiratoria

La respiración nasal consigue aumentar los niveles de oxígeno en sangre hasta un 15% más que la respiración oral. Ello se traduce en una mejora de la oxigenación de los tejidos en cada inspiración, lo que resulta especialmente importante cuando se realiza deporte o en situaciones de mayor necesidad de gasto energético.

¿por qué es más eficaz la respiración nasal que la respiración oral?

La respiración nasal es más lenta y profunda, lo que permite un mayor tiempo de contacto del aire con los capilares de los alveolos pulmonares, lo que supone una mejora del intercambio gaseoso de oxígeno y dióxido de carbono.

Debido al juego de resistencias que se crea en el interior de las fosas nasales, se produce una mayor expansión pulmonar consecuencia de la diferencia de presiones. Es especialmente importante para que esto ocurra una zona que denominamos “válvula nasal”, que se encuentra en la entrada de las fosas nasales y corresponde al área más estrecha de todo el tracto respiratorio superior. La anatomía de la nariz, en especial de la punta nasal tiene una repercusión directa sobre el área de la válvula nasal y es por ello que en muchos casos debemos cambiar la forma de la nariz para que mejore la función respiratoria.

Se ha demostrado que respirar por la nariz tanto en inspiración como en espiración favorece la producción de óxido nítrico. Este gas actúa como vasodilatador y antioxidante, consiguiendo disminuir la frecuencia cardiaca y la tensión arterial, por lo que existe un beneficio de nuestro sistema circulatorio.

Función defensiva

La respiración nasal retiene y filtra partículas y gérmenes en suspensión. Además, humidifica y calienta el aire, acondicionándolo para mejorar el intercambio gaseoso a nivel pulmonar. Asimismo, la respiración nasal aporta el olfato que permite identificar la comida en mal estado, identificar gases nocivos para la salud…

Al respirar por la nariz se evita la sequedad de boca, reduciendo la propensión a caries, el mal aliento y la acumulación de bacterias que genera la respiración oral. Además, disminuye el ronquido nocturno, la tendencia a faringitis crónica, alergias respiratorias e infecciones pulmonares.

Bienestar emocional

Gracias a la respiración nasal conseguimos activar áreas relacionadas con la memoria y el aprendizaje, lo que lleva a una mejor concentración y un mayor rendimiento.

Respirar por la nariz es un ejercicio clave en las técnicas de meditación, ayuda a calmar la mente y a gestionar mejor el estrés.  Puede ayudarnos a controlar la hiperventilación generada por la ansiedad.

La respiración es imprescindible para cualquier ser vivo. De esta forma, si tienes molestias durante este proceso en nuestra clínica estudiaremos tu caso y adaptaremos el tratamiento para que puedas realizar una vida con total normalidad.